Procedimiento: Aplicación Toxina Botulínica

Procedimiento De Aplicación De La Toxina Botulínica o Botox

Se aplican pequeñas cantidades de toxina botulínica purificada por medio de microinyecciones que relajarán el músculo, bloqueando los impulsos nerviosos que producen las contracciones musculares. Al no existir contracción las arrugas de la zona tratada desaparecen.

El tratamiento se realiza en una única sesión que dura 20 minutos aproximadamente, viéndose los efectos a los 4 días de su aplicación. Después del tratamiento el paciente puede volver a su vida normal de inmediato. Sólo tiene que seguir una pocas recomendaciones como no tumbarse durante las primeras 4 horas después de su aplicación ni frotarse la zona.

La Toxina Botulínica inhibe la acetilcolina de la terminación nerviosa y relaja los músculos evitando que se contraigan. Según pase el tiempo, las terminaciones nerviosas se irán regenerando y a partir de 4 a 6 meses se recuperará la función muscular completamente.

Es un tratamiento muy cómodo, ya que no necesita ni anestesia ni preparativos previos.

Toxina Botulínica: el Botox Madrid no está indicado para la reducción de arrugas causadas por el sol o la flacidez de la piel producida por la edad

¿Quiere más información sobre los precios de Toxina Botulínica en Madrid?

Procedimiento: Aplicación Toxina Botulínica
5 3 votos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies