Micropigmentación areolas mamarias - Esbeltic Model

Micropigmentación para areolas mamarias: camufla las cicatrices de tus pechos tras la mastectomía

Las aplicaciones paramédicas de la micropigmentación, una técnica que consiste en la implantación de forma temporal de pigmentos a nivel epidérmico, han conseguido que alteraciones de la piel que hasta hace unos años no tenían solución hoy sean salvables.

El camuflaje -no podemos hablas de eliminación- de las cicatrices , los vitíligos, las quemaduras y distintos tipos de manchas e imperfecciones en la piel tiene en la pigmentación el mejor aliado. También lo tiene la reparación de las areolas mamarias, tanto para disimular cicatrices producidas por cirugías de aumento o disminución de pecho como para reconstrucciones completas tras una mastectomía.

* Cicatrices periareolares. En algunas ocasiones, cuando se realizan cirugías estéticas de aumento o reducción de pecho quedan cercos blancos alrededor de la areola o bien desaparece parte de la misma. Con la micropigmentación se logra conseguir que este hecho pase desapercibido dando a las cicatrices periareolares -blanquecinas- un color similar al del tejido que las rodea -rosáceo o marrón, según el tono de la piel-.

La micropigmentación es un tratamiento temporal, ya que los pigmentos implantados se van absorbiendo con el tiempo. Su permanencia variará entre dos y cuatro años dependiendo de aspectos como el tipo de piel, la zona o la clase de pigmento utilizado.

* Reconstrucción de la areola.  Tras una mastectomía, el posterior relleno del seno consigue recuperar su volumen pero no la areola mamaria, lo que provoca malestar psicológico en la paciente. Con esta técnica se devuelve la pigmentación oscura a la zona, lo que completa la reconstrucción del pecho y ayuda a la mujer en su recuperación emocional. 

Para imitar la areola y el color del pezón, se realiza unas semanas después de la reconstrucción. El papel del médico es fundamental en esta fase para, en colaboración con la paciente, buscar el color y tamaño adecuado de la areola. Si solo hay que pigmentar una areola se intenta que el color y tamaño sean lo más parecidos posible a la natural. Dependiendo del tipo de mastectomía y reconstrucción de la mama realizada, la piel tendrá más o menos sensibilidad, llegando incluso a ser casi insensible a la introducción del pigmento. En cualquier caso, es un tratamiento indoloro. 

Aunque existen otras posibilidades, como inyectar un trozo de piel de la paciente que se asemeje al color del pezón, el alto porcentaje de rechazo por parte de la propia mujer al no obtener el color deseado con la técnica del injerto ha hecho que la micropigmentación se haya impuesto como el tratamiento más popular para reconstruir la areola tras una mastectomía. 

Se trata de un procedimiento, ya que los pigmentos implantados se van absorbiendo con el tiempo. La permanencia suele ser de entre dos y cuatro años, dependiendo del tipo de piel de cada persona y de la clase de material inyectado. 

Las cicatrices que rodean las areolas mamarias y su reconstrucción suponen un reto para el profesional, que debe poseer experiencia en esta técnica. ESBELTIC MODEL es miembro de la Asociación Española de Micropigmentación (AEM), un organismo independiente que garantiza la correcta aplicación de este método, marcando unas estrictas normas protocolarias para proteger los derechos de los clientes. 

Además, en nuestro centro médico todo el proceso se desarrolla de forma científica: desde la elección de los pigmentos más adecuados para cada paciente hasta la verificación de las condiciones de higiene, pruebas previas de alergia… Solamente utilizamos material desechable y pigmentos que hayan superado las pruebas de calidad que exigen los organismos oficiales.

Cicatrices. Areolas mamarias
5 1 voto

Pulse y nosotros le llamaremos gratis

Última Actualización: 18/09/2017


Pide tu 1ª consulta gratuita
Nosotros le llamamos. Haga clic aquí
Centro médico acreditado
C/ Bravo Murillo, 60 1ª planta
28003, Madrid
Tel: 915 542 500
Última actualización: 18/09/2017