Errores en la alimentación

Errores en la alimentación

Alimentarse correctamente es una labor muy complicada de llevar a cabo. Sobre todo, si se tiene en cuenta la gran cantidad de errores, mitos y mentiras que en torno a la nutrición existen.

El apoyo de personal profesional y cualificado que nos enseñe a comer es por eso tan importante para adelgazar. Con sus directrices conseguiremos perder kilos, nutriéndonos de una forma óptima y aportando a nuestro organismo los nutrientes esenciales para llevar a cabo todas las funciones vitales del mismo.

Los errores alimenticios más comúnmente extendidos son los siguientes:

  • La fruta no engorda si te toma en ayunas o entre las comidas: La fruta, como cualquier otro alimento, salvo el agua, puede engordar, pues tiene calorías. Estas calorías son las mismas, independientemente del momento del día en el que se tomen. Eso sí, existen unas frutas que engordan más, como las uvas o los plátanos, y otras menos, como el melón o las fresas.
  • Los productos integrales no engordan: No es cierto que los productos integrales (pan, arroz, pastas,…) adelgacen. Lo que sí hacen es aportar fibra, la cual ayuda a tener un buen ritmo intestinal, así como retardar la absorción de los alimentos y evitar el estreñimiento.
  • Se puede ingerir toda la leche desnatada que se quiera pues tiene un contenido reducido de grasa: Aunque esto es cierto, no hay que consumir este tipo de leche en exceso, pues mantienen su contenido normal en hidratos de carbono y en proteínas.
  • Los productos light son bajos en calorías: Lo primero que hay que considerar cuando se habla de productos light es que hay que leer con mucha atención la etiqueta de estos productos, pues no todos los que aparecen etiquetados como light lo son en realidad, y aquellos que sí lo son la mayoría son bajos en grasas o no llevan azúcar pero sí otros sustitutivos que aportan energía.
  • El agua engorda: Falso. Ni tomado antes, ni después ni entre las comidas lo hace, pues no aporta ninguna caloría. Es el elemento más saludable que existe, por lo que es aconsejable beber al menos un litro y medio al día. Tampoco es cierto que el agua mineral sea más saludable que la del grifo, pues algunas embotelladas tienen concentraciones muy parecidas de minerales que la del grifo, y mayor cantidad de bacterias, pues no se tratan con cloro.
  • El pan engorda mucho: Como cualquier alimento que tiene calorías, el que engorde más o menos depende de la cantidad que se coma. Al ser un hidrato de carbono aporta 4 calorías por gramo, por lo que no es razonable tomar una barra de pan con cada comida. De hecho, muchas veces lo que engorda no es el pan en sí mismo, sino lo que se come con él: embutidos, salsas,… También es falso que la corteza engorde menos que la miga. La única diferencia entre la miga y la corteza es que ésta última está deshidratada, por lo que a igualdad de peso, puede incluso aportar más calorías.
  • La mantequilla engorda más que la margarina: Las calorías que aportan una y otra son más o menos las mismas. Lo que las diferencia es que la margarina deriva de grasas vegetales insaturadas, lo cual es más beneficioso.
  • Las legumbres engordan: Las legumbres son uno de los alimentos más equilibrados que existen. Engordan, como cualquier alimento, en función de cómo se cocinen. Es evidente que es más saludable cocinarlas con verduras que con chorizo.
  • El queso de Burgos no contiene grasa: Falso. Este tipo de quesos igual que les ocurre a algunos quesos de untar o de lonchas tienen alrededor de un 15-20% de grasa.
  • El huevo aumenta mucho los niveles de colesterol: Sube más el colesterol al tomar queso, tocino o nata que al tomar yema de huevo.
  • No existe ninguna base científica que avale la afirmación de que las proteínas y los hidratos de carbono no tienen que mezclarse, pues retrasan e impiden la digestión. De hecho ocurre lo contrario, pues los hidratos de carbono facilitan la digestión.
  • Existen ciertas pastillas para adelgazar: No existen pastillas milagrosas que disuelvan la grasa y permitan comer de todo.
  • Las dietas cetogénicas permiten adelgazar más que las tradicionales: Con este tipo de dietas bajas en hidratos de carbono se logra eliminar peso porque se pierde agua y proteínas, pero la cantidad de grasa que se elimina es la misma que con una tradicional. Con las dietas disociadas se adelgaza más que con las demás: Es un concepto erróneo pensar que no combinar grupos de alimentos permite perder más peso. Seguir una dieta solo a base de frutas es muy peligrosa, pues es deficitaria en otros muchos nutrientes. Con ellas solo se aporta al cuerpo agua e hidratos de carbono, y no proteínas. Las dietas vegetarianas tampoco son saludables, pues igual que ocurre con las que están basadas solamente en frutas, no aportan todos los nutrientes necesarios.
  • Los zumos “sin azúcar” no llevan nada de azúcar: Falso. No llevan azúcar añadida, pero sí la propia de la fruta.

¿Quiere más información sobre los precios para adelgazar?

Errores en la Alimentación
5 1 voto

Pulse y nosotros le llamaremos gratis

Última Actualización: 18/09/2017


Pide tu 1ª consulta gratuita
Nosotros le llamamos. Haga clic aquí
Centro médico acreditado
C/ Bravo Murillo, 60 1ª planta
28003, Madrid
Tel: 915 542 500
Última actualización: 18/09/2017