Centro Médico Esbeltic Model
Clínica Autorizada por Sanidad nº CS-00742
C/ Bravo Murillo 60, 1ª Planta. 28003, Madrid
Solicita una consulta gratuita
Llama al
91 554 25 00
o manda un WhatsApp al 610 554 250 Escríbenos por WhatsApp

Blefaroplastia. Cirugía de los párpados.

Es una operación muy compatible con otras, como por ejemplo con tratamientos de micropigmentación los cuales no ven alterados sus resultados. Es igualmente compatible en personas que se han rellenado las patas de gallo, aunque también depende del tipo de material que haya sido infiltrado, si han sido materiales reabsorbibles no hay ningún tipo de contraindicación para que se pueda llevar a cabo la cirugía de párpados.

Además de ser compatible con operaciones que se hayan realizado previamente, lo es también con aquellas que se realicen al mismo tiempo. Por ejemplo: es frecuente que algunos pacientes a la vez que se hacen una intervención de las “bolsas de los ojos” se hagan un lifting.

Cuando una persona decide realizarse operarse debe seguir una serie de pasos previos, los cuales servirán para determinar si las facciones y el estado se salud del paciente (condición física, edad, y estado de la piel) son las adecuadas, lo cual influye mucho en, que una vez se haya llevado a cabo la intervención, se obtengan los resultados deseados.

En la primera consulta el paciente y el cirujano hablarán sobre este tema, y será este último quien decida si la operación es conveniente y qué es lo que se puede esperar de ella. Siempre siendo realistas y sin dar falsas expectativas. Esta operación ayuda en gran medida al rejuvenecimiento facial, pero no es milagrosa, y tal vez no se pueda conseguir lo que el paciente desea. Por poner un ejemplo, con ella no se pueden corregir las alteraciones provocadas por la despigmentación de la piel ni las grandes arrugas de la cara ni de los ojos. Para estos problemas existen otro tipo de soluciones y tratamientos estéticos.

El médico dará las indicaciones que el paciente ha de llevar a cabo antes de la operación: un tiempo antes tiene que procurar dejar de fumar, tomar una alimentación especial si fuera necesario,.

Cuanta más información proporcionemos al profesional que nos tratará, mayores resultados y menores complicaciones tendremos. Por ejemplo: hay que advertir del uso de gafas o lentillas, de posibles alergias a determinados medicamentos y de la toma de una medicación específica. Algunos medicamentos, como la aspirina, deben ser retirados con suficiente antelación a la operación, pues podría provocar un exceso de sangrado tanto antes como después de la misma.

Si el paciente tiene algún tipo de enfermedad ocular el médico debe estar advertido antes de realizar la operación. Glaucomas, desprendimientos de retina, ojo seco, alteraciones de la retina, enfermedades de córnea, etc. pueden suponer un gran riesgo. Muchas veces, por tanto, se solicita una revisión oftalmológica.

Por último, es conveniente someterse a unas pruebas relacionadas con el tipo de anestesia que se utilizará, con ellas el anestesiólogo valorará la tolerancia del paciente con la finalidad de evitar posibles riesgos.

Es una cirugía ambulatoria que se realiza en quirófano, por lo que no hace falta que el paciente permanezca hospitalizado tras el tratamiento. Lo que si es necesario es que se realice bajo control médico en un hospital.

PROCEDIMIENTO

La blefaroplastia corrige del exceso de piel palpebral y/o grasa periocular
mediante la extirpación de los mismos a través de una
incisión que se realiza en el ángulo del pliegue del párpado
superior y en el borde inferior del tarso del párpado inferior
aunque esta última cicatriz puede no existir si se realiza el
proceso por la conjuntiva del párpado inferior (Técnica
transconjuntival).

TIEMPO QUIRÚRGICO

De 1 hora.

ANESTESIA

Anestesia local y sedación  

HOSPITALIZACIÓN

Según el criterio del cirujano, entre 3 horas y 24 horas.

EFECTOS SECUNDARIOS

Después de la operación puede aparecer inflamación o incomodidad temporal, equimosis (hematomas). Temporalmente: lagrimeo, defecto en el
cierre palpebral en los primeros días, tirantez en la piel, irritación
y picor ocular, fotofobia, alteración pasajera de la sensibilidad
de la piel. Estos efectos secundarios pueden aparecer en la siguientes
4 ó 5 semanas.

RIESGOS

Temporalmente visión doble o borrosa, hematoma, infección, lagrimeo
por los ángulos externos, hemorragia subconjuntival
milium o granos blancos de grasa en cicatrices palpebrales, dificultad
en el cierre palpebral (normalmente pasajero), ectropion (que puede
ser temporal o que requiera una cirugía secundaria), ceguera
(extremadamente rara).

RECUPERACIÓN

En 2-3 días cuidados domiciliarios. De 7 a 10 días vuelta
al trabajo. En 3-4 semanas se vuelve a una vida normal. Es posible que
las equimosis puedan durar varias semanas.

DURACIÓN
DE LOS RESULTADOS

En muchas ocasiones es permanente aunque generalmente puede durar varios años.

 Este tipo de intervención debe de ser practicada por cirujanos plásticos, aunque también recurren a ella cirujanos oculoplásticos, (expertos en reconstrucciones oculares), dermatólogos y oftalmólogos.

La operación es corta, suele durar de una a tres horas aproximadamente. La mayor o menor duración dependerá de si van a ser operados solo dos párpados o los cuatro. En caso de que sean los cuatro, normalmente se suele empezar por los superiores.

A la hora de realizar la operación, el primer paso que hay que llevar a cabo es dibujar sobre la piel del párpado las líneas y contornos que corresponderán a la cantidad de piel que va a ser retirada. A continuación se lava la zona a tratar, es decir la frente y el área que rodea a los ojos y el anestesiólogo procede a administrar la sedación al paciente. En el caso de que se haga a nivel local se aplica anestésico en ambas zonas.

Si se comienza por los superiores, se realiza la incisión por la línea natural del párpado superior para que se vea lo menos posible, después se procede a eliminar el exceso de grasa o piel extirpándola y se realizan las suturas que han de ser suaves y en una zona disimulada. En la corrección de los superiores se corrigen defectos de falta de visión periférica.

En los inferiores se actúa de la misma manera, la incisión en este caso se hace justo debajo de las pestañas. La reparación de los inferiores se debe fundamentalmente a razones estéticas y mejora notablemente la apariencia física de los pacientes.

Mientras interviene, el cirujano comprueba continuamente un párpado y otro para asegurar la simetría entre ambos. Una vez separadas la grasa o la piel se cierran las incisiones, se aplica una pomada lubricante en la zona y se cubre con un vendaje especial o una gasa helada.

Tras la blefaroplastia es totalmente natural que se sientan molestias, las cuales serán aliviadas con analgésicos que proporcionarán los propios médicos.

Es normal encontrar efectos secundarios como sensibilidad ante la luz , visión nublada, ojos morados, mareos o alteración de las glándulas lacrimógenas, pero todos ellos son pasajeros y desaparecen a los pocos días, al igual que ocurre con los posibles hematomas y edemas que puedan aparecer.

En principio no tienen porqué aparecer complicaciones. Las que aparecen, en el peor de los casos, son en forma de infección y debe ser seguida de cerca por el médico que le haya tratado.
En cualquier caso, para evitarlas es conveniente, tanto para ésta como para cualquier otro tipo de intervención, ponerse siempre en manos de cirujanos profesionales con gran experiencia.

La recuperación es rápida. En poco tiempo, y cuando el cirujano considere apropiado se retiran las suturas. Generalmente siempre antes de que transcurra la primera semana.

Las indicaciones que nos haya facilitado el médico, entre las que se cuentan una serie de pautas específicas a la hora de lavarse la cara y los ojos, así como acudir rutinariamente a la consulta del cirujano que nos ha practicado la operación es fundamental para el control y la correcta evolución de la recuperación.

Una vez en casa y durante los primeros días se aconseja aplicar frío local para reducir la inflamación y permanecer en reposo manteniendo erguida la cabeza el mayor tiempo posible. El reposo incluye no realizar actividades que puedan requerir esfuerzo visual como ver la televisión o leer. A veces ayuda el uso de gafas de sol y la aplicación de cremas solares sobre la zona operada. En el caso de usar lentillas se debe esperar alguna semana antes de volver a utilizarlas.

Los resultados comienzan a apreciarse a los pocos meses, una vez que la cicatrización ha evolucionado correctamente. Al principio éstas presentan un aspecto rosado pero paulatinamente adquieren la tonalidad normal de nuestra piel hasta ser imperceptibles. A partir de entonces se empieza a disfrutar de un rostro más joven y se elimina de la cara esa apariencia permanente de cansancio. Los efectos son duraderos y casi en ningún caso las molestas bolsas de los ojos suelen reaparecer.

VER VIDEO DE ESTA Y OTRAS CIRUGÍAS

Como obtener una mirada joven:

Rinoplastia: intervenciones de nariz:

Aumento de Pecho:

 

Como obtener una mirada joven.
Rinoplastia: intervenciones de nariz.
Aumento de pecho

¿Quiere más aclaraciones sobre los precios?

Reserve una primera consulta GRATUITA llamando al 91 554 25 00.
Financiamos nuestros tratamientos de rinoplastia hasta en 5 años.

Última Actualización: 12/09/2014


Pulse y nosotros le llamaremos gratis
Nosotros le llamamos. Haga clic aquí
Envíenos su consulta
Centro médico acreditado
C/ Bravo Murillo, 60 1ª planta
28003, Madrid
Tel: 915 542 500
Última actualización: 12/09/2014