Esbeltic ModelClínica de Estética autorizada por Sanidad nº CS-00742
C/ Bravo Murillo 60 1ª Planta. 28003 Madrid, España
Tel:
(+34) 91 554 25 00
Solicita una consulta gratuita. Llama al 91 554 25 00   o manda un WhatsApp al 610 554 250  

Aumento De Pechos

Cirugía de incremento de volumen de mamas

Esta cirugía, más técnicamente conocida como mamoplastia de aumento, es un procedimiento quirúrgico que se realiza para mejorar la forma de la mama y principalmente, para mejorar el tamaño de los pechos por medio del implante de prótesis. Se trata de una intervención segura, con magníficos resultados, por eso a día de hoy es una de las intervenciones que más se realiza, tanto en España como en el resto de países del mundo.

La mama de la mujer es una parte del cuerpo que experimenta una continua evolución durante toda la vida. Su crecimiento y desarrollo se produce hasta los 18 años aproximadamente y llega a sufrir variaciones de tamaño en diferentes etapas como por ejemplo los periodos menstruales, el embarazo o durante la lactancia.

Mediante la esta mamoplastia se puede mejorar el tamaño de los pechos pequeños o con poco volumen. La consideración de un pecho como pequeño puede deberse tanto a razones personales como a discordancias reales entre el tamaño torácico de la persona y el tamaño del seno, que aún no siendo pequeño no va con el mismo. A veces el problema consiste en una falta de desarrollo mamario debido a que no existe tejido de este tipo durante la juventud. Para todos estos casos está aconsejada la intervención.

También se utiliza esta intervención para corregir problemas de asimetría, donde un pecho es notablemente mayor que otro, o en pérdidas de volumen, por ejemplo, tras el transcurso de un embarazo, donde la mama sufre lo que se denomina atrofia mamaria postparto, la cual experimentan la gran mayoría de las mujeres tras dar a luz: el pecho tiende a caer, a descolgarse e incluso a perder parte de su volumen.

Aunque la mamoplastia ofrece muy buenos resultados para una gran cantidad de problemas, generalmente la mayoría de las intervenciones suelen obedecer más bien a razones de tipo estético: aumentar el tamaño de la mama.

PROCEDIMIENTO

Está indicado en aquellos pacientes cuyo volumen
mamario se considera pequeño, sean cuales sean las causas. Se
realiza una cirugía que consiste en implantar, bien debajo de
la glándula o debajo del músculo, a través de una
incisión en la piel (periareolar, axilar o inframaria)  una
prótesis mamaria (con forma variable según los casos y
cuya composición es gel de silicona) para aumentar la mama.

TIEMPO QUIRÚRGICO

Esta intervención suele durar 1 hora.

ANESTESIA

Desde anestesia local con sedación hasta anestesia general, según
el criterio del cirujano.

HOSPITALIZACIÓN

24h después de la cirugía.

EFECTOS SECUNDARIOS

De una forma temporal la inflamación de la mama, tensión,
equimosis, dolor, alteración en la sensibilidad del pezón,
sensación de acorchamiento durante varias semanas.

RIESGOS

La más frecuente es la contracción capsular (creación
de un tejido cicatricial muy denso alrededor de la prótesis);
asimetría mamaria, extracción de la prótesis,
hematoma, infección, cicatriz
anómala, alteración permanente en la
sensibilidad del complejo areola – pezón.
Se requiere estudios mamográficos más precisos para las posteriores
revisiones de mama.

RECUPERACIÓN

Se puede volver a una vida normal después de 5 días aproximadamente.
Al cabo de 4 semanas la inflamación se reduce en alrededor de
75 %; para tener contacto físico con el pecho: 4 semanas; la
cicatrización pasa por varias etapas y puede estar concluida desde varios
meses hasta un año o más.

DURACIÓN
DE LOS RESULTADOS

Variable. Con el tiempo puede ser necesario el recambio de la prótesis.

Además, puede mejorar la apariencia estética y el bienestar de la mujer, pero antes de tomar la decisión de realizarse esta intervención, la paciente debe saber que:

A pesar de tratarse de una operación de corta duración, completamente segura, y que entraña poco riesgo para las mujeres que se someten a ella, es necesario tener en cuenta que la intervención, como cualquier otra que sea de tipo quirúrgico, se debe realizar en una clínica u hospital adecuado que aporte las condiciones necesarias de seguridad y profesionalidad para su completa realización.

Al tratarse de una intervención de carácter muy personal, la paciente debe aclarar cuáles son sus expectativas reales antes de realizar la operación. Para ello es conveniente acudir a una consulta inicial con el cirujano y explicar detenidamente qué es lo que le gustaría obtener de dicha operación. Los profesionales son los que en cada caso conocen cuáles son los resultados que se pueden obtener y cuáles son los mejores medios para poder conseguirlo.

En primer lugar se evalúa el estado general de salud de la paciente y se le explica a la misma cuál es el método más adecuado para su caso en particular. Se hace una valoración del estado de las mamas, el tamaño, la forma y la firmeza de la piel.

En esta toma de contacto se obtienen datos tales como hábitos alimenticios, hábitos de fumar, ingesta de medicamentos, pretensión de posibles embarazos en el futuro, alergias, etc. También se habla sobre el tipo de anestesia que se utilizara y los costes de la operación.

Existen diferentes tipos de implantes entre los que el cirujano puede decidir cuál es el que más conviene a la paciente. Hoy en día, se utilizan sobre todas las demás, las prótesis fabricadas de gel de silicona, pues existen una gran variedad de formas y tamaños.

Antes de realizar la operación, el cirujano dará las indicaciones necesarias para que la paciente se prepare adecuadamente. Proporcionará consejos tales como la toma o supresión de ciertos medicamentos y alimentos, e instrucciones sobre cómo hidratar la piel de los senos.

La cirugía tiene una duración aproximada de dos horas y se lleva a cabo en quirófano. Generalmente se realiza bajo anestesia general y pocas veces con anestesia local y sedación.

La incisión se puede hacer tanto en el pliegue submamario, como alrededor de la areola o en la axila. Generalmente la prótesis se introduce a través de la areola por medio de una incisión y se crea un bolsillo por detrás de la mama o por detrás del músculo pectoral, donde irá colocada la prótesis. En cualquiera de los casos la intención es siempre la misma, disimular al máximo la cicatriz y que el resultado final sea lo más natural posible.

Una vez se ha colocado la prótesis, se realizan las suturas necesarias y se cubren con esparadrapos y vendajes especiales.

La intervención termina en la sala de reanimación con control médico hasta salir de la anestesia. La permanencia en la clínica u hospital es muy breve, puede llegar a ser de un día si todo evoluciona correctamente. Para evitar el dolor y las molestias se proporcionará a la paciente, analgésicos e inflamatorios.

Es conveniente revisar las prótesis al menos una vez cada año, para comprobar principalmente que éstas no se hayan roto. La complicación más frecuente que puede darse es la aparición de una contractura capsular, que consiste en un endurecimiento de la zona que rodea a la prótesis. Otro posible, aunque poco frecuente riesgo, es la aparición de edemas. Para evitar que éstos se produzcan se colocan drenajes después de la operación para evacuar la sangre.

El cirujano dará todas las indicaciones pertinentes mientras dure el proceso de recuperación, desde el tipo de sujetador que debe utilizar hasta que evite los golpes en esa zona, que no levante peso, ni que practique ningún tipo de deporte peligroso. Recibirá indicaciones sobre como ducharse los primeros días y el cuidado que debe tener sobre los puntos. Por otro lado también obtendrá información sobre lo que sí se le permite hacer: dar el pecho al bebé o viajar en avión.

Los días siguientes a la intervención es necesario que el paciente mantenga reposo casi absoluto, aunque a los pocos días se puede volver a realizar la vida cotidiana con toda normalidad. Las cicatrices acaban desapareciendo en algunos meses, pasando de un aspecto rosado y endurecido a uno blanquecino y prácticamente invisible. Al igual ocurre con el estado de las mamas que también requiere de un periodo de tiempo determinado hasta que luzcan perfectamente y dejen de estar especialmente sensibles.

La mamoplastia es, en definitiva, una de las intervenciones cuyos resultados, de forma mayoritaria consiguen, devolver la autoestima y la satisfacción personal a las mujeres que desean modificar el tamaño de sus pechos.

VER VIDEO DE ESTA Y OTRAS CIRUGÍAS

Aumento de Pecho:

Como obtener una mirada joven:

Rinoplastia: intervenciones de nariz:

 

Aumento de pecho
Como obtener una mirada joven.
Rinoplastia: intervenciones de nariz.

¿Quiere más información sobre los precios?

Pulse y nosotros le llamaremos gratis

Última Actualización: 17/12/2014


Pide tu 1ª consulta gratuita
Nosotros le llamamos. Haga clic aquí
Centro médico acreditado
C/ Bravo Murillo, 60 1ª planta
28003, Madrid
Tel: 915 542 500
Última actualización: 17/12/2014